martes, 23 de mayo de 2017

Curso sobre la Fórmula del Instituto

San Ignacio y Salmerón se llevaban veinticuatro años. San Pedro Fabro era saboyano y Rodrigues portugués. Al echar un rápido vistazo al grupo de fundadores de la Compañía de Jesús, uno no puede más que sorprenderse ante su enorme diversidad. Por si fuera poco, no ocultaban sus discrepancias e incluso las dejaban por escrito.

Al afinar un poco más la mirada, intuimos que la Compañía nace de una comunidad más que de un proyecto. Un grupo de "amigos en el Señor" que con los años habían ido creciendo en lo personal, intelectual y comunitario. Al decidir constituirse como cuerpo estable, era necesario describir con claridad los rasgos definidores de su vida. De esta situación nace un documento fundamental: la Fórmula del Instituto.

A lo largo de un par de días durante esta semana, los novicios de primero nos hemos adentrado en el proceso de redacción y el contenido de la Fórmula, de la mano de Josep Maria Rambla, SJ. El curso nos ha permitido seguir profundizando en el "modo de ser de su Instituto [la Compañía] que es camino hacia Él [Dios]". El fin y modo de la Compañía, la obediencia al Papa y al Superior, la pobreza o el estilo de vida son los principales temas contenidos en la Fórmula.

Imagen del curso


Mientras tanto, los novicios de segundo han estado en Barcelona, en un curso sobre el Diario Espiritual de San Ignacio, del que hablaremos más adelante.

viernes, 12 de mayo de 2017

Visitas en el Noviciado

Una de las cuestiones recurrentes que surgen al hablar de la vocación es ¿cómo se lo tomó tu familia? Cada uno de nosotros la responde como buenamente puede, pero de alguna forma todos insistimos en que nuestras personas amadas, igual que nosotros, viven su propio proceso de asimilación de la vocación.

Dentro de estos procesos, un momento especialmente esperado por todos es el fin de semana de familias. En esta ocasión, la mayoría de nuestros familiares llegaron al Noviciado el viernes cinco de mayo justo antes de comer y marcharon el domingo o el lunes a primera hora. A diferencia del encuentro de noviembre, las familias de los novicios de primero y de segundo vinieron a la vez. Es alentador constatar como se van tejiendo lazos de amistad entre todos.

Durante esos días, la distribución ―el horario― del Noviciado se altera notablemente. Así, después de la comida del viernes en casa, tuvimos la tarde libre para disfrutar de nuestras familias. El sábado, nos reunimos para celebrar la Eucaristía, presidida por el Maestro, y compartir la comida. Finalmente, el domingo, fue un día libre, en que varias familias aprovecharon para visitar Loyola.

 La comunidad y las familias reunidas

A nadie se le escapan las profundas emociones que suscitan estos escasos dos días, entre otras, la ilusión al preparar la casa para acoger a tantas personas queridas, la alegría enorme del reencuentro, la tranquilidad de ver que todos estamos bien o la dificultad de la despedida...


Ahora bien, la vida en el Noviciado no se detiene, y si nuestros familiares empezaban a partir el domingo, ese mismo día, llegaba a casa Adolfo Chércoles, SJ, para impartir un curso sobre la oración en San Ignacio. La concisión y profundidad de nuestro fundador explicada con la sencillez de Adolfo nos ha impresionado a todos.


Imagen del curso sobre la oración en San Ignacio


miércoles, 3 de mayo de 2017

Experiencias

Os anunciábamos en la anterior entrada que los novicios de primero y de segundo estábamos ultimando las maletas para las experiencias de hospitales y de comunidades, respectivamente. ¡Asombra pensar en lo rápido que ha transcurrido este mes y medio! Ya estamos de vuelta en casa, llenos de la alegría de la Pascua, de la ilusión del reencuentro y agradecidos por tantas nuevas amistades.

A lo largo de la Cuaresma y de la Semana Santa, los novicios estuvimos viviendo y trabajando en los siguientes destinos: Málaga (Carlos), Burgos (Alejandro), Betanzos (Alex), Las Hurdes (Luis),  Nador (Lucas) ―estos fueron los destinos de hospitales― Valladolid (Javi), Oviedo (Alberto) y Sevilla (Pedro) ―destinos de comunidades―.

Los destinos


Es difícil sintetizar en pocas palabras los objetivos y aprendizajes de estas experiencias tan diferentes a la vida ordinaria del Noviciado. San Ignacio hablará, en referencia al mes de hospitales, de ayudar y servir "a todos enfermos y sanos". De alguna forma, procurar ayudar a todos es lo que hemos hecho tanto los novicios de primero trabajando con discapacitados como los de segundo inmersos en los diversos apostolados de la Compañía. Estas experiencias son una oportunidad privilegiada de llevar a la práctica la vida espiritual del Noviciado y de seguir confirmando que esta es la vocación que el Señor sueña para nosotros.

Ha sido también una época de ingeniárselas frente a situaciones totalmente novedosas y retos desconcertantes. Las anécdotas surgidas siguen animando las conversaciones del Noviciado. Nos sentimos todos muy agradecidos a las instituciones que nos han acogido.


El regreso, además, ha traído dos motivos añadidos para crecer en "unión de ánimos" con los de casa y con la Compañía universal. Curiosamente, tantos como siete compañeros han cumplido años en los últimos dos meses, de modo que hemos tenido celebración por todo lo alto. Por si fuera poco, esta ha coincidido con la visita anual del P. Provincial al Noviciado. 

Los cumpleañeros

miércoles, 22 de febrero de 2017

Mes de Ejercicios Espirituales

Buenas a todos. Después de las fiestas de Navidad, los compañeros de primero realizamos el mes de Ejercicios Espirituales,experiencia principal y fundamental de la formación de los novicios que nos sirvió para profundizar intensamente en el conocimiento de Cristo y de nosotros mismos.

Fuimos muy bien acogidos por la comunidad de Javier, en Navarra donde aprovechamos para la oración tanto las capillas y oratorios como los impresionantes paisajes que rodean el castillo.Desde el noviciado agradecemos a la comunidad que se volcara con nosotros para que nos sintiéramos como en casa desde el primer momento

En los días de descanso, tuvimos excursiones al Valle del Roncal, donde disfrutamos de la compañía de los hermanos Román Múgica sj y Jesús Munarriz. Fueron días de verdadero descanso y de crecer en amistad con los compañeros de experiencia, verdaderos amigos en el Señor.

Las vistas increíbles del valle del Roncal,
en la misma frontera, junto a Jesús y Román

A la vuelta de Ejercicios, toda la comunidad participó de unos días de descanso en Cantabria, donde visitamos Comillas (la antigua universidad de la Compañía de Jesús), Santo Toribio de Liébana (que celebra su año santo este 2017), y muchas otras poblaciones, entre las que destaca Santander, con su comunidad de jesuitas que nos acogió espléndidamente.

La comunidad al completo, junto a Jesús Mº Eguiluz sj,
en la universidad de Comillas

Y ahora, con las fuerzas más que recargadas, volvemos a la vida normal del noviciado durante dos semanas, después los novicios de primero comenzaremos la experiencia de hospitales y los de segundo la de comunidades.