lunes, 15 de diciembre de 2014

PALABRA Y RECONCILIACIÓN

El final del primer trimestre de curso coincide también con el tiempo de Adviento. Tiempo propicio para conjugar dos verbos que han estado presentes estas dos últimas semanas en la vida del Noviciado: comunicar y reconciliar. 

Quique lee en público en la clase de expresión oral
Por un lado, el día 2 de diciembre concluíamos el curso de expresión oral que desde finales de septiembre nos impartía Ignacio Arregui SJ. Ignacio ha trabajado durante muchos años en Radio Vaticana y actualmente su ministerio está relacionado con la pastoral de Comunicación Social. Su colaboración con el Noviciado comprende cursos alternos de expresión escrita y oral. A partir de documentos, programas de radio y televisión, hemos aprendido a elaborar discursos propios y a comunicarlos en público, en unas clases que nos han dejado muchas anécdotas y mucha sabiduría encarnada en la persona de Ignacio, y por las cuales nos sentimos muy agradecidos. 

Reconciliar... con Jesús en el centro. 
Por otra parte, entre los días 9 y 11 de diciembre, Elías López SJ, profesor en  la Universidad Pontificia Comillas (Madrid) y colaborador del Servicio Jesuita a los Refugiados (SJR Internacional), ha impartido en el Noviciado un curso-taller de Reconciliación, en el que ha volcado parte de su experiencia en los campos de refugiados y en algunos de los conflictos que sacuden a la Humanidad. Como novicios también ha sido momento de asomarnos a nuestras historias personales, tocar nuestras heridas y gozar con la luz que Dios da a nuestras vidas. En la eucaristía con la que finalizábamos el curso dábamos gracias al Señor por las muchas pistas que Elías nos deja para seguir trabajando y caminando juntos.  

jueves, 4 de diciembre de 2014

SEMANAS IGNACIANAS EN DURANGO, BILBAO Y PAMPLONA

Con la presencia en los colegios de Durango, Bilbao y Pamplona termina este trimestre la colaboración del Noviciado en las Semanas Ignacianas.
Novi y Cío volvieron a estar con los más pequeños

Hemos tenido la oportunidad de encontrarnos de nuevo con los chicos y chicas de los colegios en todas sus etapas de formación, desde Primaria a Bachillerato. La vivencia que se repetía después de cada jornada era la alegría por haber dado testimonio de nuestra vocación, además del agradecimiento por la cálida acogida de pastoralistas, profesores y compañeros jesuitas, que trabajan juntos cada día para que haya más amigas y amigos de Jesús. 

La expedición del Noviciado a Pamplona
Los colegios de Bilbao, Durango y Pamplona tienen en común el contar con comunidades de la Compañía. Compartir con ellas la Eucaristía y la mesa ha sido otro motivo de alegría para nosotros estos días.

El Señor se nos ha hecho presente en las aulas, en medio de los chavales. Le damos gracias por esta experiencia de encuentro con Él, y decimos  "hasta pronto" a estas jornadas de Semanas Ignacianas, toda una celebración de la vida que Dios nos regala.


jueves, 27 de noviembre de 2014

VISITA DE LAS FAMILIAS

Tras los dos primeros meses del curso, llega el tiempo de recibir la visita de nuestras familias en el Noviciado, del 7 al 9 de noviembre las de primero y del 14 al 16 las de segundo.  

Jugando a fútbol en el encuentro de las familias de 1º
Para los familiares de los de primer año es el momento del reencuentro después de la entrada en la Compañía y de conocer la casa y la comunidad del Noviciado. 

Para las familias de los de segundo es ocasión de reforzar los lazos que surgieron a lo largo del curso pasado y de profundizar en la unión con esta Compañía de Jesús concreta.

Los novicios con las madres de los de 2º
Con la Eucaristía del sábado como centro de cada fin de semana, no faltaron esos días otros momentos compartidos: el rezo de Laudes, la comida todos juntos, el tradicional partido de fútbol entre novicios, hermanos, sobrinos...

Al echar la vista atrás nos queda un profundo agradecimiento al Señor, que nos reúne y va añadiendo encuentros, rostros y nombres en este camino de seguimiento suyo en la Compañía de Jesús. 

¡Muchas gracias a todos por vuestro cariño, oración y apoyo!